Barómetro ABC/GAD3 sobre el impacto político y social del COVID19 (25 may.)

25/05/2020

En el barómetro semanal de ABC/GAD3 se observa cómo el Ejecutivo va perdiendo apoyos según avanza esta situación excepcional y se agrava la crisis económica y social. En este momento, solo uno de cada cuatro españoles (el 26,3 por ciento) aprueba la gestión del Gobierno para afrontar la crisis sanitaria. Cuando se decretó el estado de alarma, el 14 de marzo, el Ejecutivo contaba con un respaldo del 35,1 por ciento, casi diez puntos más que ahora.

 

El 43 por ciento de los electores del PSOE ven «buena» la gestión del Gobierno de Sánchez, mientras que un 40 por ciento la ve «regular» y un 15 por ciento, «mala». El Ejecutivo merece un suspenso para los votantes del centro-derecha: el 64 por ciento de los electores del PP, el 61 por ciento de los de Ciudadanos y el 97 por ciento de los que apoyaron a Vox en las urnas censuran la actuación de Sánchez en esta crisis. En Unidas Podemos, sus simpatizantes también suspenden al Gobierno de coalición: solo uno de cada tres cree que lo está haciendo bien.

 

La valoración que consigue el Gobierno de Sánchez en esta crisis contrasta con la que obtienen las comunidades autónomas. El 40,1 por ciento de los entrevistados por GAD3 consideran que su actuación para hacer frente a la pandemia está siendo «buena». Son casi 14 puntos más de los que obtiene el Ejecutivo nacional.

 

Las autonomías también tenían mejor valoración al comienzo de la crisis (un 48,4 por ciento de aprobación) y sufrieron un desgaste con el paso de las semanas, pero en el último mes han remontado y han conseguido cambiar la tendencia, para volver a mejorar en la percepción de los ciudadanos. Los que mejor valoran el trabajo de las comunidades autónomas son los votantes del PP y del PSOE. El 47 por ciento de los primeros y el 45 por ciento de los segundos consideran que las regiones están actuando bien en esta crisis.

 

En el barómetro se observa cierta decepción por el papel de la sociedad en general, una percepción que coincide con un momento en el que se ha producido un mayor enfrentamiento unido al conflicto político. En este momento, el 44,5 por ciento de los ciudadanos considera que la actuación de la sociedad está siendo positiva. Supera en valoración al Gobierno nacional, a los autonómicos, a los empresarios y a los medios de comunicación. Aun así, la sociedad llegó a estar bien valorada por un 74,7 por ciento de los entrevistados, hace apenas un mes y medio. En este tiempo, su calificación ha caído en 30 puntos.

 

Los pactos del Gobierno
 

Los entrevistados también valoran los acuerdos del Gobierno de Sánchez con diferentes partidos, en el debate de la quinta prórroga del estado de alarma, que se aprobó el miércoles pasado en el Congreso. Aquel día, el PSOE y Unidas Podemos firmaron un acuerdo con Bildu, donde se comprometían a derogar de forma íntegra la reforma laboral. Pues bien, el 50,6 por ciento lo califica de «malo», mientras que un 36,9 por ciento lo aprueba.

Esa valoración cambia bastante según el color político de los votantes. En el PSOE, el 51 por ciento ve bien que se selle un acuerdo con Bildu. Ese porcentaje se dispara entre los votantes de Unidas Podemos: el 92 por ciento aplaude el pacto con Bildu. En el centro-derecha se ve de forma totalmente diferente. El 27 por ciento de los electores del PP y el 29 por ciento de los de Ciudadanos aprueban el acuerdo, mientras que el 69 y el 71 por ciento, respectivamente, lo condenan. El caso de Vox es mucho más rotundo: ni uno solo de sus votantes ve bien que el PSOE pacte con Bildu. El rechazo es del cien por cien.

 

 

 

Entre el conjunto de los entrevistados, el pacto del Gobierno con Ciudadanos consigue mucho más respaldo que el firmado con Bildu. Dos de cada tres encuestados (el 67,3 por ciento) ve bien el acercamiento de Inés Arrimadas a Sánchez en este momento. Por partidos, los votantes más entusiastas son los del PSOE: el 82 por ciento aplaude el acuerdo, que llevó a Ciudadanos a apoyar las dos últimas prórrogas del estado de alarma. En general, la mayoría de los electores de todos los partidos lo ven bien, con una sola excepción: los de Vox. En este caso, el 42 por ciento aplaude y el 58 por ciento rechaza.

 

El pacto con el PNV
 

El pacto del PSOE con el PNV tiene más adeptos que detractores. El 49,2 por ciento lo ve bien, el 40,8 por ciento no está de acuerdo. En realidad, la división está muy clara: los votantes del PSOE y de Unidas Podemos ven bien, incluso muy bien, que Sánchez pacte con los nacionalistas vascos, mientras que los electores de centro-derecha lo rechazan de forma mayoritaria.

 

 

 

Eso sí, solo uno de cada tres encuestados es partidario de que el Gobierno acepte activar, justo en este momento, una mesa de diálogo con los independentistas sobre el futuro de Cataluña, o la derogación de la reforma laboral. Esta posibilidad tiene el rechazo frontal de los votantes del PP, Vox y Ciudadanos: ocho de cada diez lo ven censurable. En la izquierda, sin embargo, son más comprensivos en esos asuntos. El 48 por ciento de los votantes del PSOE y de Unidas Podemos están a favor de que el Gobierno trate esas cuestiones a la hora de negociar el estado de alarma.

Please reload

Últimas entradas
Please reload

Temas