Fin de ciclo político - Análisis en La Vanguardia

17/04/2017

 

Por Narciso Michavila 

Link al artículo

 

La muerte inesperada de Carme Chacón coincidió con el inicio del estudio de campo del barómetro de GAD3 para La Vanguardia. A los muchos logros de la política de Esplugues de Llobregat puestos en valor estos días, quiero añadir uno que ha pasado desapercibido: nunca un ministro ha sido tan conocido y valorado en tan poco tiempo. Efectivamente, cuando Chacón asumió la cartera de Defensa apenas era conocida por el 40% del electorado; tres años después, nueve de cada diez españoles eran capaces de valorar su labor. No fue un cambio caprichoso, los cambios en la opinión pública nunca lo son. Más bien al contrario, son siempre evoluciones paulatinas y coherentes con el contexto, incluso cuando hay variaciones abruptas se deben a la aparición de nueva información de impacto. De ahí la importancia de analizar las opiniones y las actitudes colectivas con la mayor perspectiva, tanto geográfica como temporal.

 

Los principales datos de esta toma de pulso de la sociedad catalana cobran valor por consolidar las tendencias de fondo de los barómetros anteriores y nos anticipan un cambio del ciclo político iniciado en el 2012. Se afianza la mejoría en la valoración de la situación económica, al tiempo que empeora la valoración de la política y de los políticos. No es una anomalía catalana, ni mucho menos, lo extraordinario ha sido el papel preponderante de los políticos durante los años de una crisis económica y social tan aguda. El creciente divorcio entre la élite política y el electorado no es muy diferente al observado en la mayoría de Occidente. El análisis póstumo de Peter Mair en Gobernando el vacío: la banalización de la democracia occidental ahonda en las causas y las consecuencias de la dejación de responsabilidad de los políticos, y también de los electores.

 

Una de las consecuencias electorales del creciente divorcio de la élite política y el resto de la sociedad es el incremento de la fragmentación parlamentaria. Lo acabamos de ver en Holanda y lo veremos el próximo domingo en Francia. El auge de opciones populistas o antisistema en las democracias occidentales no es más que una consecuencia de la fragmentación de voto iniciada en los años noventa y acelerada en el último ciclo electoral. Si estas opciones minoritarias terminan teniendo mayor poder político y mediático del que les corresponde por su peso en las urnas, es por la incapacidad de diálogo entre los partidos tradicionales.

 

En Catalunya, la formación más votada hoy en el Parlament sería Esquerra Republicana de Catalunya, a costa de la caída de PDECat y de la CUP; pero su apoyo no llegaría al 26% de voto. Es decir, cinco puntos inferior al del partido de gobierno con menor apoyo hasta la fecha: el de Artur Mas en el 2012. Esta fragmentación llevará a mayor diálogo, pacto y negociación entre los partidos políticos catalanes y entre el Govern y el Ejecutivo central. Es una de las crecientes demandas de la sociedad de Catalunya y del conjunto de España. El nuevo ciclo político requerirá líderes con la capacidad de diálogo de Chacón.

 

-- Puedes consultar la encuesta de GAD3 para La Vanguardia a través de este link --

 

Please reload

Últimas entradas
Please reload

Temas

(+34) 913 697 994

GAD3 es miembro de

  • WAPOR1
  • esomar3
  • Aneimo
  • Negro Twitter Icono
  • Negro del icono de Instagram
  • Icono negro LinkedIn
  • Negro Facebook Icono